Für eine optimale Ansicht unserer Website aktivieren Sie bitte JavaScript in Ihrem Browser.

Mini-fermentador para Nutrix+

Pequeña fermentación.

Con el mini-fermentador, Weda ha desarrollado un sistema para la fermentación de muy pequeñas cantidades de comida, con el que ahora también se puede abastecer óptimamente de alimento a los lechones lactantes desde el primer día de vida. Las primeras experiencias en la práctica confirman un mejor desarrollo de los lechones con efectos positivos que llegan hasta la fase de engorde.

El fermento se elabora en un mini-fermentador de 125 l de capacidad. El recipiente, dotado de aislamiento, tiene un dispositivo removedor y un sistema de calefacción integrado. Muy importante: el contenedor debe mantenerse a lo largo de 24 horas a una temperatura de 38 ° C de manera que las bacterias del ácido láctico se puedan desarrollar correctamente. Y así funciona: Después de una limpieza a fondo del fermentador, este se rellena de 80 l de agua a 40°C. Paralelamente se mantiene en funcionamiento el sistema de calefacción del fermentador. Luego se remueven en él 20 kg de mezcla de cereales y finalmente se añaden bacterias del ácido láctico. A continuación, el dispositivo removedor se coloca en el modo de funcionamiento por intervalos para que entre la menor cantidad de aire posible. Por medio de un temporizador automático, el dispositivo removedor revuelve el contenido del recipiente solo cuatro veces al día durante cinco minutos cada vez. El calentador está en funcionamiento 24 horas. Una vez pasado ese tiempo se da por terminada la fermentación y se puede iniciar la distribución del alimento.

La parte proporcional de fermento del alimento desde el primer día de vida asciende al 9% de la ración total. A partir del día 14 la parte proporcional de fermento del alimento se incrementa a entre un 12% y un 20%. El alimento dosificado por Nutrix+ debe tener un valor de pH de 4,6.

Una explotación ganadera con 500 cerdas se arregla con 100 l de fermento para aprox. una semana.

Ventajas de la fermentación:

  • mejor ingesta de alimento y creciente conversión del pienso
  • disminución de los problemas de la tos y la diarrea
  • elevado incremento de peso, mejor crecimiento
  • grupos más homogéneos al destete
  • salud intestinal favorable, más vitalidad
  • reducción de la cuadofagia
  • menor tasa de mortalidad