Für eine optimale Ansicht unserer Website aktivieren Sie bitte JavaScript in Ihrem Browser.

El sistema de alimentación para lechones lactantes Nutrix cumple cinco años

Una historia de éxito


Muchos criadores porcinos conocen este reto: debido al creciente número de lechones, la leche de las cerdas no es suficiente para garantizar su alimentación óptima. Para este caso se utiliza en todo el mundo y con éxito ya desde hace cinco años el sistema de alimentación para lechones lactantes Nutrix de WEDA. Gracias a la alimentación adicional totalmente automática, las cerdas pierden menos peso durante la lactancia y los lechones engordan más.

Lechones considerablemente más pesados
Los resultados de la operación diaria hablan por sí mismos: “Un cliente de Hungría, por ejemplo, nos cuenta que, desde la instalación del sistema de alimentación para lechones lactantes Nutrix, sus lechones pesan de hasta 1,5 kilogramos más”, explica el jefe del departamento de desarrollo de WEDA, Ralf Meyer. Y los resultados de un trabajo de graduación realizado en el departamento de agronomía de la universidad politécnica Südwestfalen en Soest, Alemania, constan: con un consumo de alimento casi idéntico, con Nutrix conseguimos un aumento de peso de los lechones más significativo en comparación con otros sistemas de alimentación. El beneficio adicional promedio por lechón debido al mayor peso era de 2,04 euros.

Un sensor detecta el nivel de llenado
Y el manejo y el funcionamiento del sistema Nutrix son muy sencillos: el alimento líquido se dosifica de forma automática a través del tanque de mezcla instalado entre dos corrales y, por consiguiente, este puede accederse desde los dos corrales. Un punto esencial es la supervisión permanente del nivel de llenado durante todo el día; solo se añaden cantidades frescas mínimas (mínimo de 30 gramos) al comedero cuando este ha sido vaciado por los lechones.

Alimentación multifásica
“Ya a partir del día después del parto, los lechones pueden recibir leche adicional a través del comedero. Y al poco tiempo, los lechones se acostumbran tan bien al sistema que puedan aumentarse lentamente las cantidades de leche y añadirse alimento adicional (Prestarter)”, comenta Ralf Meyer. La adaptación continua de las recetas, según la fase de crecimiento, no solo ahorra gastos de alimento, sino también reduce de forma considerable posibles diarreas.

Mejor cuadro de mando, nuevos informes y planes
Con motivo del quinto aniversario, WEDA ha equipado el Nutrix con una generación de ordenador optimizada. El resultado es positivo: “Debido al manejo sencillo, con la nueva calculadora Excellent pueden controlarse de forma más fácil tanto las instalaciones pequeñas como las grandes”, comenta el jefe de desarrollo Meyer. Además, la calculadora ofrece muchas funciones útiles que facilitan una alimentación líquida. Entre otras cosas, se ha mejorado el cuadro de mando y se han añadido formularios para informes y un plan de mantenimiento. Y se ha facilitado el envío automático de estos formularios por correo electrónico.

Resumen de las otras ventajas del Nutrix: