Für eine optimale Ansicht unserer Website aktivieren Sie bitte JavaScript in Ihrem Browser.

Tecnología de estabulación: PlayLine.

El carrusel lúdico para disfrutar de más variedad en el establo

Con el PlayLine, Weda ha desarrollado un sistema de carriles al que se pueden fijar diferentes materiales de entretenimiento para lechones y cerdos de engorde. Un mecanismo automático se encarga de que los materiales para jugar sean trasladados de una jaula a la siguiente de modo que los animales dispongan 1-2 veces al día de materiales nuevos para entretenerse. De esta manera, el material de entretenimiento conserva permanentemente su atractivo para los animales.

Diversos estudios han demostrado que todo material de entretenimiento montado en la jaula pierde su atractivo en muy poco tiempo para los cerdos. Weda, en cooperación con el Círculo de Productores de Westfalia, está ahora en condiciones de lograr que el material de entretenimiento que se encuentra en la jaula vuelva a recobrar su atractivo para los animales.

Mediante el PlayLine, el material lúdico que se halla entre las distintas jaulas de un compartimento rota de forma completamente automática, por lo que los animales que estén en la jaula disponen de material de entretenimiento nuevo 1-2 veces al día. Lo particular de este nuevo sistema es que un dispositivo especial puede alzar los materiales de entretenimiento por encima de las paredes separadoras de las jaulas. Y dado que en las cadenas del PlayLine se pueden fijar y combinar entre sí prácticamente casi todas las variantes de materiales de entretenimiento (p. ej., bolas, estrellas para morder, anillos para morder, madera, sogas, cruces de cadenas, cubos de paja, piedras para lamer, etc.), a partir de ahora queda garantizada una gran variedad de diversión en la jaula. Y los requisitos legales se cumplen plenamente.

Con el PlayLine se goza de una variada diversión en el establo. Los animales tienen la oportunidad de entretenerse con un juguete diferente todos los días, lo que fomenta el bienestar de los animales de manera significativa, ya que ni siquiera empiezan a aburrirse. Además, las reacciones como resultado del estrés, tales como la caudofagia, se reducen significativamente. Esto a su vez promueve la salud de los animales, puesto que hay menos lesiones e infecciones resultantes de estas.

Además, el ganadero se beneficia directamente de este sistema. Dado que está automatizado, no precisa de mucha asistencia. Y con el PlayLine a partir de ahora el ganadero ya no tiene que dedicar buena parte de su tiempo a cambiar regularmente de juguete.